martes, 13 de septiembre de 2011

Pollerudo

Cierto día un tipo va al doctor y le dice:
La otra noche llegue a mi casa, encontré a mi esposa con otro hombre, me
enfurecí y ella me dijo:
Ven, siéntate, anda tómate un café, vamos a platicar.
La siguiente noche, pasó lo mismo y ella me repitió:
Anda, anda, no seas enojón, tómate un cafecito y charlemos.
El doctor le contesta:¿Y cuál es su problema?
Oiga doctor, ¿No me hará daño tanto café?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada